lunes, 17 de noviembre de 2014

¿QUÉ ES LA ANOREXIA Y LA BULIMIA SEXUAL?


Son términos sacados de la psiquiatría que algunos sexólogos los están usando para referirse al trastornos sexuales.
La anorexia sexual esta relacionada con la falta de deseo sexual, son personas que rechazan tener relaciones sexuales y tampoco tienen una sexualidad individual activa; y si tienen algún encuentro sexual son incapaces de disfrutar y la mayoría de las veces va acompañado de malestar emocional, ya sea culpa, enfado, etc.
Aunque existan factores físicos que influyan en el deseo sexual, como puede ser la falta de estrógenos en la mujer o la testosterona en los hombres. La mayoría de los casos tienen que ver con la historia sexual de la persona, es decir, este tipo de trastorno sexual son de carácter psicológico. La falta de deseo puede producirse de varias maneras; desde una mala educación sexual donde se desvaloraliza o mitifica la sexualidad, o una educación sumamente religiosa y represiva sexualmente, lo que ocasiona en la mayoría de los casos es miedo, culpa o vergüenza ante el desempeño sexual. También puede producuirse después de acontecimientos traumáticos o abusos sexuales.
Las personas con falta de deseo, pueden comportarse evitativas ante cualquier señal sexual que pueda producir algún encuentro sexual; estas pueden ir desde: descuidar su apariencia, dedicarse de manera obsesiva a los cuidados de los hijos, casa, trabajo, etc., evitar contacto  como besos, abrazos, caricias con la pareja,  se vuelven personas poco afectuosas por miedo a "provocar".
Lo que se trabaja en terapia sexual con estas personas,  es que hagan consciente su propia sexualidad, desmitificar la educación sexual recibida, para que pueda experimentarla y expresarla sin miedo, culpa o vergüenza y de esta manera  pueda valorarla y respetarla; a través de técnicas ayudamos a que la persona poco a poco identifique sus estímulos eróticos; es importante también trabajar la intimidad y la confianza en la pareja (si tiene).
Por otro lado, tenemos la bulimia sexual, este trastorno esta relacionado con con conductas compulsivas, son personas que llevan acabo compulsivamente sus encuentros sexuales y acompañados de mucha ansiedad, seulen ser encuentros esporádicos y no son personas que se caractericen por tener un compromisos sentimentales; suele pasar que este tipo de trastornos también están relacionados con el miedo a la intimidad.
Si se encuentran solos pueden tener una práctica masturbatoria compulsiva. Estas conductas no van encaminadas a la búsqueda de placer, sino que es una forma de aliviar la ansiedad que les genera, aunque después de estos se sienten culpables y con mayor angustia por perder el control.
El tratamiento en terapia sexual debe ir acompañado de un tratamiento psicológico, ya que al tener un carácter de conductas compulsivas, se trate más de un trastorno obsesivo compulsivo, y no solo puede tratarse con técnicas de terapia sexual. La terapia sexual por su parte trabajaría más en la historia sexual de la persona y en como mejorar en el estado emocional al practicarla.

martes, 4 de noviembre de 2014

FANTASÍAS SEXUALES: DE LA NORMALIDAD A LA DESVIACIÓN


Qué fantasías sexuales se consideran normales y cuáles desviaciones sexuales? Un equipo de investigadores del Instituto Universitario de sanidad mental de Montreal y el Instituto Philippe Pinel-de Montreal (Canadá) ha realizado un estudio que define científicamente, por primera vez en la historia, la desviación sexual.

A pesar de que muchas de las teorías relativas a la desviación sexual integran el concepto de parafilias como la ursusagalamatofilia o la somnofilia, la ciencia no describe específicamente la realidad de este tipo de fantasías. La mayor parte de los artículos científicos se refieren a ellas como “fantasías sexuales inusuales o anómalas”. Pero, ¿cuáles son exactamente?

“Nuestro principal objetivo era especificar las normas en las fantasías sexuales, un paso esencial en la definición de patologías y como sospechábamos, hay muchas fantasías más comunes que las fantasías atípicas”, afirma Christian Joyal, autor principal del estudio.

Para su investigación contaron con la participación de 1.517 adultos (799 hombres y 718 mujeres) con una media de edad de 30 años, que respondieron a un cuestionario sobre sus fantasías sexuales; también se les solicitó que describieran con todo lujo de detalles su fantasía favorita.

Los resultados revelaron que la naturaleza de las fantasías sexuales varía entre la población pero muy pocas pueden ser consideradas como raras o inusuales. Además, los hombres tienen más fantasías sexuales y las describen con mucho más detalle que las mujeres. Por otra parte, entre el 30 y el 60% de las mujeres, piensan en temas relacionados con el escenario de la fantasía en sí, como por ejemplo, estar atadas o ser forzadas a tener relaciones sexuales. Al contrario que los hombres, las mujeres diferencian claramente entre la fantasía y el deseo.

Respecto a la realización de las fantasías, a la mayoría de los hombres les gustaría que sus fantasías se hicieran realidad -tríos, orgías- (a la mayoría de las mujeres no) pero no fantasean con sus parejas como las mujeres, sino con relaciones extramatrimoniales. Además, los hombres tienden a imaginar a su pareja con otra persona o con alguien de su mismo sexo.

“En general, estos resultados nos permiten arrojar luz sobre ciertos fenómenos sociales, como la popularidad del libro Cincuenta Sombras de Grey entre las mujeres. El tema es fascinante. Actualmente estamos llevando a cabo análisis estadísticos con los mismos datos para demostrar la existencia de subgrupos homogéneos de individuos basados en combinaciones de fantasías. Por ejemplo, las personas que tienen fantasías de presentación también informan a menudo sobre fantasías de dominación. Estos dos temas son, por tanto, no exclusivos, sino todo lo contrario. Parecen asociarse con un mayor nivel de satisfacción”, expone Joyal.

El estudio, que ha sido publicado en la revista The Journal of Sexual Medicine, determina como fantasías raras las relaciones con un animal o con niño, por ejemplo; las fantasías inusuales las relaciona con la “lluvia dorada”, el travestismo o el abuso sexual de una persona bajo los efectos del alcohol o las drogas. Por último, las fantasías típicas o normales serían sobre sexo oral, tener relaciones con dos mujeres, en el caso de los hombres, o sexo en un lugar romántico, en el caso de las mujeres.

lunes, 3 de noviembre de 2014

Tertulia: ¿La pildorita? ¿si!.....o....¡sí! Anticoncepción consciente.

Esta semana tenemos tertulia, es el día 6 de noviembre a las 20hrs. El tema es sobre anticoncepción y la ponente es Marta Ibañez, Terapeuta Sexual.



jueves, 23 de octubre de 2014

LOS ENCUENTROS SEXUALES EN LA ERA DIGITAL.


En los últimos años nos vamos dando cada vez más cuenta del cambio en la forma de tener encuentros sexuales; con la aparición de las nuevas tecnologías la sexualidad también ha tenido cambios y en este caso relacionados en la seducción y en el cómo nos comunicamos para conseguir esos encuentros sexuales.
Hay muchas aplicaciones o portales de internet que nos facilitan o ayudan a encontrar parejas, bien para tener un encuentro de sexo casual, o también para encontrar pareja más estable. Cada vez es más frecuente escuchar historias de parejas que se conocieron por internet; aunque a algunas personas esto les pueda resultar superficial, la realidad es que tenemos que admitir que es un recurso más de comunicación en nuestra era. la "era digital", por lo que no esta de más el irse adaptando a ella.
Hay estudios recientes que demuestran que existe un gran número de personas que están usando alguna de estas alternativas; por ejemplo, un estudio realizado por National Academy of Science, descubrió, que entre 19 mil estadunidenses, uno de cada tres matrimonios de entre 2005 y 2012 se conocieron por internet. Otros estudios hablad de el numero de personas que lo usan, por ejemplo el portal Match.com tiene más de 60 millones de usuarios repartidos por varias partes de Mundo, este portal de pago, nos ayuda a encontrar pareja estable; se trata de llenar un formulario, con tus gustos y preferencias, más tus hobbies, etc. y se encarga de encontrar personas compatibles contigo y ponerte en contacto con ellas.
También existen aplicaciones para el móvil más sencillas, como el Tinder, o Grind para público gay, donde nos ayudan a tener encuentros sexuales casuales, se trata de llenar un perfil con fotografías y nos busca a personas que se encuentren en un rango de dos kilómetros de distancia de nosotras; y solo tienes que dar al botón de aceptar y esperar el encuentro. El tipo de usuari@s de estas aplicaciones son diversas, desde solter@s, divorciad@s, casad@s, normalmente son personas que no tienen tiempo para salir a conocer gente y que prefiere muchas veces hacerlo desde casa.
Nosotras pensamos que son buenos recursos, siempre y cuando se utilicen con sentido común, es verdad que a través de la red nos sentimos más libres de expresarnos, pero también algunas personas se crean un perfil falso o bien que no coincide mucho con su personalidad real y el resultado sera que tu creas ilusiones en la otra persona y al encontrarse o conocerse más en profundidad puede ocasionar desilusiones más rápidamente o rechazo social. Lo que es indiscutible es que es un recurso de nuestros días y que hay que adaptarse a ellos.

viernes, 17 de octubre de 2014

11 DUDAS RAZONABLES SOBRE CÓMO LOS ORGASMOS AFECTAN A LA SALUD.


Imagine que desde hace unos días le duele la cabeza y decide ir al médico. Ahora, suponga que el facultativo que le recibe, en lugar de recomendarle un analgésico convencional, le aconseja que tenga un par de orgasmos a la semana. Atónito, atiende sin pestañear a la explicación que le da el doctor, quien le asegura que la liberación de endorfinas que tiene lugar cuando experimentamos un orgasmo facilita (y mucho) la eliminación de los dolores de cabeza gracias a la capacidad de esta hormona para ello. Si fuera real, nunca una prescripción médica resultó tan placentera.

El poder calmante del orgasmo, su relación con la fertilidad femenina o la posible influencia que tiene sobre nuestra salud cardiovascular, son algunas de las supuestas propiedades atribuidas a lo que los franceses llaman la petite mort (pequeña muerte). Veamos qué hay detrás de estas y otras cuestiones acerca del orgasmo (descarga repentina de la tensión sexual) y sus efectos sobre la salud física y mental.

¿Fortalece la salud cardiovascular? Según la Sociedad Española de Cardiología (SEC), cuando se experimenta un orgasmo, la tensión arterial baja y el cuerpo libera diversas hormonas: adrenalina, endorfinas y oxitocina en el caso de las mujeres. “Estas sustancias actúan en nuestro organismo como vasodilatadores permitiendo una mejor circulación de la sangre y evitando así los coágulos. La mejora de la circulación ayuda a mantener una mejor salud cardiovascular”, explica el doctor Ignacio Fernández-Lozano, vicesecretario de la SEC y miembro de la Fundación Española del Corazón (FEC).
¿Reduce la posibilidad de sufrir un infarto? Hilemos más fino que en el punto anterior. El prestigioso The American Journal of Cardiology revelaba que los hombres que mantienen relaciones sexuales dos veces por semana tienen hasta un 50 % menos de probabilidades de sufrir un infarto, frente a aquellos que lo hacen solo una vez al mes.
¿Actúa como analgésico? “Hoy no, cariño, me duele la cabeza”. Sin duda, esta es una de las frases más utilizadas, a modo de eufemismo, para esquivar un encuentro sexual no deseado. Pues bien, un estudio realizado por la Universidad de Rutgers en Newark (Jersey, Estados Unidos) quiebra la excusa, ya que, según afirma, el dolor y el placer guardan una estrecha relación que sugiere la posibilidad de que existan efectos analgésicos dentro de la actividad orgásmica. Además, el psicólogo Barry Komisaruk, miembro del departamento de Psicología en dicha Universidad y autor, entre otras obras, de La Ciencia del Orgasmo (Paidós ibérica), asegura: “El orgasmo reduce el dolor menstrual inmediatamente y alivia el de espalda a corto plazo.”
¿Aleja el cáncer de próstata? Actualmente, existen estudios que corroboran esta idea, como el realizado por el Cancer Epidemiology Centre de Melbourne (Australia) entre hombres, con edades comprendidas entre 20 y 50 años, que se masturbaban una media de cinco veces por semana, y que concluye que podrían tener menos riesgo de padecer tumores prostáticos. Pero también hay investigaciones que refutan esta teoría. “Hoy por hoy, no se puede establecer una relación causa-efecto entre el número de eyaculaciones y el riesgo de padecer cáncer de próstata”, zanja la doctora Carmen Yélamos, psicooncóloga y directora de la Fundación Grupo IMO.
¿Disminuye el estrés? Sería, sin duda, una convincente razón para tener orgasmos más a menudo, junto con la reducción de la ansiedad y el aumento de la sensación de bienestar. Lo  corrobora la psicóloga y experta en sexología Carme Sánchez: “La sensación de placer que produce el orgasmo activa por completo todo el organismo, cerebro incluido”. Asimismo, la Sociedad Española de Cardiología apoya esta tesis, afirmando que la práctica de sexo reduce el estrés y favorece la salud emocional. “El organismo femenino produce oxitocina durante la etapa de excitación y el clímax, una hormona que genera una intensa sensación de felicidad”, añade Alicia Gallotti, sexóloga y escritora.
¿Favorece la quema de calorías? Marcos Flórez, entrenador personal y fundador y director de estarenforma.com, ya nos advirtió de que el gasto calórico durante el acto sexual siempre es muy bajo, sea cual sea la postura elegida. "Y no es comparable a ninguna actividad física", añade. Según los datos que aporta Flórez, un hombre de 75 kilogramos quemaría entre 75 y 115 calorías durante una hora de sexo. Conclusión: diez minutos corriendo adelgazan más que una hora de sexo intenso (haya o no orgasmos mediante).
¿Mejora el aspecto de la piel y el cabello? Tras su prolijo estudio del orgasmo femenino, la sexóloga Alicia Gallotti asegura: “Durante las fases de excitación que culminan en orgasmo se generan mayores niveles de estrógenos, lo que contribuye al mantenimiento de un cabello brillante y una piel más suave”. En concreto, un estudio elaborado por científicos de la Universidad de Queens (Belfast, Reino Unido) especifica que durante el clímax aumentan los niveles de las hormonas estradiol y dehidroepiandrosterona. "Su consecuencia es una piel más tersa y un cabello más sano", esclarece el doctor Urbà González, de la Unidad Dermatológica de la Clínica GO&FER.
¿Facilita el sueño? Javier Puertas, jefe del servicio de Neurofisiología y Unidad del Sueño en el Hospital Universitario de La Ribera, anuncia que no hay estudios concluyentes al respecto, y los que hay no han encontrado una gran influencia de la oxitocina (hormona que se segrega durante el coito) en la capacidad de conciliar el sueño. "Sin embargo", apostilla, "influye mucho que los estudios se hayan realizado en laboratorios del sueño y no en un entorno más íntimo, donde los resultados podrían ser diferentes". Otras investigaciones en ese sentido, según nos cuenta el especialista, han concluido que, dependiendo de factores emocionales, algunas mujeres dormían mejor después del orgasmo y otras, en cambio, se desvelaban con más facilidad.
¿Aumenta la fertilidad de la mujer? El doctor Alfredo Guillén, ginecólogo y especialista en reproducción, desmonta la teoría de que el orgasmo aumenta la posibilidad de embarazo: “Una revisión sistemática de la literatura científica concluye que no hay evidencia alguna sobre la posibilidad de que exista ningún tipo de relación entre el orgasmo y la fertilidad”.
¿Perjudica el estado del feto? Carme Sánchez, psicóloga clínica y codirectora del Institut de Sexologia de Barcelona, subraya que las mujeres gestantes pueden tener orgasmos con total libertad: “A lo largo de un embarazo que suceda con normalidad, no existe ningún motivo para que la fémina deje de tener relaciones sexuales o de experimentar orgasmos”.
¿Puede producir pérdida de conciencia? Carlos Tejero, vocal de la Sociedad Española de Neurología (SEN), detalla que, durante el orgasmo, aumenta la presión dentro del cráneo. Esto no debería suponer ningún problema. "Pero en muy raras ocasiones, estos esfuerzos, similares a los de arrastrar un armario, han conducido al aneurisma en personas sanas. En ese caso, aquel que tiene el orgasmo sufre una gran cefalea y una posterior pérdida conciencia. Cuando esto ocurre, hay que acudir rápidamente al hospital", asevera el doctor. No se trata, sin embargo, de un romántico estado de éxtasis y placer, sino de un accidente cerebral conocido como "hemorragia subaracnoidea". Ojo: cualquier dolor de cabeza durante el coito no debe asociarse a este riesgo, ya que existe, como relata el doctor Tejero, la "cefalea coital", cuyas causas no están muy estudiadas pero que son totalmente tratables por los médicos si están condicionando negativamente su vida sexual.

martes, 14 de octubre de 2014

LOS ATAQUES HOMÓFOBOS SE HAN INCREMENTADO EN LOS ÚLTIMOS AÑOS POR EL AUGE DEL FASCISMO


Raúl (27 años) sufrió el 28 de octubre una agresión en Castilleja de la Cuesta (Sevilla). El motivo, ser homosexual. Le escupieron, le golpearon, le pisotearon las gafas y le insultaron: "Ahí va el maricón del cinco de oros"; "nos reímos de ti, tú te vas y punto, maricón", son algunas de las frases que le dirigieron. Hay que dar un paso al frente para intentar que no avancen los ataques xenófobos"El joven está ahora bajo tratamiento por ansiedad. Lo que le ha pasado no es nuevo, pues lleva sufriendo este tipo de ataques desde la infancia, pero desde hace dos años se han acrecentado. La Unión contra el Fascismo y el Racismo ha convocado este miércoles (19.00 horas) una 'besada' LGTB a las puertas del Ayuntamiento de Castilleja en señal de repulsa. Hablamos con Teresa Ruiz (34 años), una de las impulsoras de la plataforma en Sevilla. ¿Son habituales este tipo de ataques homófobos? Ocurren, pero muchos no se denuncian. Y en los últimos años se han incrementado, no solo en Andalucía. Ha habido casos en Rusia, en Francia mataron a un adolescente hace un año, otro caso en Murcia con dos adolescentes...  ¿A qué se debe ese aumento? Al auge del fascismo en Europa, movimientos que suelen aparecer en épocas de crisis económica y de inestabilidad social. ¿Debemos tener miedo a ese auge del fascismo? No, hay que enfrentarse al miedo, que es lo que ellos utilizan para hacerse fuertes. Este tipo de ataques podían podían pasar antes, pero no se podían denunciar, ya que la homosexualidad en el franquismo estaba penada por Ley. Pero hoy en día es diferente y hay que dar un paso al frente para intentar que no aumenten los ataques.  ¿Y en el caso de España? Hay más represión de las autoridades hacia la inmigración que hacia la homosexualidad"Al retroceso ideológico a nivel político que han supuesto las políticas del PP. Legalmente ha habido avances (matrimonio homosexual, Ley de Transexualidad andaluza...), pero a nivel social aún hay colectivos que fomentan el racismo. Porque el problema no es solo de homofobia, también de xenofobia. ¿Y cuál es la solución? Hay que denunciarlo, tanto públicamente como en los juzgados, para concienciar a la población. Además, la gente debe organizarse en movimientos amplios que defiendan sus derechos. ¿Hay más ataques a inmigrantes o a homosexuales? Hay más represión de las autoridades hacia la inmigración, lo que genera más presión social y una mayor percepción de que los extranjeros vienen a quitarnos el trabajo. 
  Enlace a la fuente.

martes, 7 de octubre de 2014

EL ORGASMO VAGINAL NO EXISTE


Lo dice un grupo de expertos en un artículo recién publicado en Clinical Anatomy Review, dedicado íntegramente a revisar la terminología más utilizada por los sexólogos pare referirse a la sexualidad femenina.

Para los investigadores, términos tan extendidos como "punto G" u orgasmo vaginal o de clítoris, son del todo incorrectos y no hacen más que sembrar la confusión, tanto entre hombres como entre mujeres. Según el artículo científico, el término correcto sería, sencillamente, "orgasmo femenino", de la misma forma en que para los varones se utiliza "orgasmo masculino".

Vincenzo y Giulia Puppo, del Departamento de Biología de la Universidad italiana de Florencia, destacan el hecho que la mayor parte de las mujeres del mundo no llegan al orgasmo durante el coito. De hecho, las supuestas disfunciones sexuales femeninas se han popularizado en todo el mundo precisamente porque se basan en algo que no existe, como por ejemplo el orgasmo vaginal.

"Los expertos en medicina sexual y los sexólogos -reza el artículo de Clinical Anatomy Review- deben difundir certezas entre todas las mujeres, basadas en las bases biológicas del orgasmo femenino, y no hipótesis u opiniones personales".

"Por consiguiente - prosigue el texto- todos ellos deben usar la terminología anatómica científica. La anatomía del clítoris y el orgasmo femenino están descritos en los libros, pero algunos investigadores han propuesto una nueva terminología anatómica para referirse a la respuesta sexual de las mujeres".

No hay clítoris «interno»
Giulia y Vincenzo Puppo ofrecen numerosos ejemplos de terminología incorrecta: "El clítoris interno -afirman- no existe; todo el clítoris es un órgano externo. El clítoris no está formado por dos arcos, sino por glande, cuerpo y raíces. Los `bulbos del clítoris`es un término incorrecto tanto desde el punto de vista embriológico como anatómico: el término correcto es `bulbos vestibulares`".

Para los investigadores, términos como "orgasmo de clítoris, vaginal o del punto G" son absolutamente incorrectos y contribuyen a aumentar la confusión, igual que el supuesto "complejo clítoris-uretro-vaginal, que no se sostiene ni desde el punto de vista embriológico, ni anatómico, ni fisiológico: la vagina no tiene relación anatómica alguna con el clítoris, que es un órgano perineal, mientras que el supuesto `punto G` está en la uretra".

Tampoco el supuesto "orgasmo vaginal" al que se refieren algunas mujeres existe en realidad. De hecho, el orgasmo "siempre está causado por los órganos eréctiles que rodean la vagina, que son los que efectivamente desencadenan el orgasmo femenino. El pene masculino, además, no puede entrar en contacto con el clítoris durante un coito vaginal. Y tampoco términos como "eyaculación femenina", "eyaculación prematura", "desorden de excitación genital persistente" o "amplificación del punto G" tienen base científica alguna.

La clave para el orgasmo de las mujeres, afirman los investigadores, está en el "pene femenino" (el clítoris), los labios menores y el cuerpo esponjoso de la uretra. "En todas las mujeres, el orgasmo es siempre posible si los órganos eréctiles femeninos son debidamente estimulados durante la masturbación, el cunnilingus, la masturbación por parte de la pareja o durante los coitos vaginal o anal, si el clítoris es estimulado al mismo tiempo con un simple dedo".

"La eyaculación masculina -concluye Vincenzo Puppo- no significa automáticamente el final del sexo para las mujeres. Los tocamientos y los besos pueden continuar por tiempo indefinido, y los actos sexuales no coitales tras la eyaculación masculina pueden ser usados para producir el orgasmo en la mujer".

jueves, 25 de septiembre de 2014

EL PLACER SEXUAL EN LA MENOPAUSIA.


Muchas mujeres al acercarse a la menopausia, cuando termina la menstruación se encuentran con problemas en su salud sexual, y esto puede deberse por el déficit de estrógenos, que ocasionan entre otras cosas, sequedad o irritación vaginal, problemas para lubricar y excitarse, lo que puede desembocar en una apetencia sexual o falta de deseo sexual, ya que muchas mujeres al tener este tipo de dolencias se les quitan las ganas de tener relaciones sexuales porque no se sienten cómodas o en algunos casos va acompañado de dolor o molestias en la penetración.
Estos cambios corporales, que son inevitables en nuestra vida tenemos que saberlos, la información es uno de los recursos más útiles que tenemos, es decir, si soy consciente que voy a pasar por algunos cambios o los estoy viviendo, entonces puedo poner soluciones a ellos.
A continuación menciono algunas claves para mejorar el placer sexual en esta etapa vital.

  • Un paso muy importante es aceptar y adaptarse a esta nueva etapa vital. Es verdad que existen cambios en nuestra sexualidad, pero eso no significa que el placer sxual disminuya o  se limite; para  tener una vida sexual saludable es necesario hacer algunos cambios en nuestros hábitos sexuales. Y muy importante también acompañarlos con una buena actitud; hay que cambiar la creencia de que una vez llegada a esta etapa nuestra sexualidad ha terminado, pues eso no es así, depende de cada una el cómo lleve a cabo su sexualidad.
  • Otro factor muy importante es hacernos responsables de nuestro estado genital, hay que cuidarlos y fortalecerlos. A demás de las revisiones médicas oportunas, es responsabilidad nuestra el consultar por tratamientos a seguir si tenemos problemas de sequedad, dolor, etc. Debemos saber que existen también ejercicios físicos para fortalecer nuestra zona pubococcígea y mantenerla sana, esto favorece muy positivamente a nuestro placer.
  • Un punto importante es dedicar tiempo a la sexualidad; con la rutina y la monotonía nos olvidamos de sacar tiempo para ella y podemos caer en el error de dejar el tiempo sobrante, que suele ser de mala calidad, porque hay cansancio, hastió, etc. Es necesario tener tiempo para hacer cosas placenteras (sola o en pareja), esto favorece nuestra intimidad en pareja y por lo tanto a nuestro placer.
  • Si estamos en pareja es imprescindible tener una buena comunicación con ella, decir las cosas que nos gusta, las que no, etc. Las parejas no son algo estático, por el contrario están en constante cambio, así que es necesario comunicarle a nuestra parejas esos cambios, esto ayudará a que nuestra pareja se adapte también a ellos.
  • Es necesario renovar los hábitos sexuales, hacer y probar cosas nuevas. Si algo no podemos hacer por enfermedad o porque deja de gustarnos, hay que probar hacerlo de diferente manera, es decir, si tenemos molestias en el coito pues intentar no tenerlo y disfrutar con otras técnicas sexuales igual o más placenteras, como las caricias genitales, masajes, etc. Aprender a disfrutar de manera diferente.
  • Por último y no menos importante es no forzarse, sin darnos cuenta queremos seguir patrones que impone la sociedad y quizá el reconocer que cada uno tiene unas necesidades individuales diferentes al otra/o, el reconocer también que no siempre tenemos que llegar a lo establecido como "relaciones sexuales completas" todas las relaciones son completas, siempre y cuando sean placenteras, se llegue a donde se llegue o se haga lo que se haga.

lunes, 22 de septiembre de 2014

LOS ADOLESCENTES Y EL SEXO ANAL.


Un estudio dirigido por Cicely Marston  de la escuela londinense de higiene y medicina, demuestra que la mayoría de los adolescentes prefieren practicar el sexo anal y muchas veces practicarlo sin consentimiento de sus parejas.
El estudio que contó con una  muestra de 130 adolescentes heteroxesuales de entre 16 y 18 años, revela un triste resultado, sobre todo de la manera que tienen de relacionarse estos chicos, ya que consideran "normal" tener que obligar a sus parejas a realizar sexo anal; por otro lado, las chicas del estudio  piensan es que e una "práctica dolorosa, de riesgo y coactiva".
Las conclusiones que llega al estudio sobre las motivaciones que tienen los adolescentes para comportarse de esta manera es que los chicos viven como una "competición entre chicos para tener sexo anal con las chicas" y también el "copiar escenas vistas en películas pornográficas"; que dicho sea de paso es donde recurren para satisfacer su curiosidad sobre el tema, ya que denuncian que en los programas de educación sexual este tema se aborda muy poco.
Otro dato penosos que revela el estudio es que la mayoría de las chicas piensa que debe ceder a las peticiones sexuales de su pareja y solo unas pocas hacen frente a sus chicos y se plantan diciendo que no. En cualquiera de los dos casos, lo que expresa la mayoría es que las decisiones tomadas en el plano sexual son tomadas unilateralmente (por los chicos) y que no sienten que sean decisiones tomadas por consenso.
Para rematar, el estudio revela que la idea que tienen los adolescentes sobre el sexo anal es que es una práctica exenta  de contagio de ETS por lo que la mayoría admitió que ha utilizado pocas veces preservativo para realizarla.


jueves, 11 de septiembre de 2014

ORGASMOS EN PAREJA IGUAL A UNA MEJOR COMUNICACIÓN.

Un estudio publicado por Communication Monographs, donde investiga la influencia de los orgasmos y el alcohol después de tener relaciones sexuales.
Para ello contaron con una muestra de 253 personas entre 18 y 45 años que a lo largo de dos semanas registraron sus actividades sexuales, su consumo de alcohol y la comunicación postcoital con sus parejas. Lo que el estudio revela es que gracias a la producción de oxitocina que se libera durante el orgasmo, las personas se sienten menos estresadas (disminuye la hormona del estrés: cortisol), favoreciendo un ambiente de relajación, intimidad y confianza con la pareja, donde se propicia una comunicación más positiva y confidencial; lo que se ha interpretado como una forma de mejorar la comunicación en pareja.
Según Amanda Denes, una de las autoras del estudio, "la comunicación postcoital suele estar relacionada con la satisfacción sexual de la relación. Por esto, estas conversaciones podrían jugar un papel primordial en mantener la intimidad en la pareja."
Por otro lado, el estudio comprobó que aquellas personas que bebieron alcohol antes de mantener relaciones sexuales, tuvieron una comunicación menos profunda, sin revelar asuntos positivos o importantes con la pareja. Lo que se concluye que las personas que bebieron más alcohol que el promedio, obtienen menos beneficios al revelar asuntos a sus parejas, hablando cosas involuntarias,; y es que según Danes, " la oxitocina es un estimulante, mientras que el alcohol es un relajante, por lo que puede tener efectos en nuestro comportamiento y comunicación opuestos a los que se desean", ya que se piensa que el alcohol es un inhibidor de la conducta, creemos que nos ayuda a comunicarnos mejor, cosa que esta muy alejada de la realidad.
Retomando el tema de la comunicación en la pareja, vemos que el tipo de comunicación positiva e intima que se puede dar después de tener un orgasmo, no solo tiene porque presentarse en ese momento, para nosotras como terapeutas sexuales y de pareja, creemos que debe de trabajarse siempre y por supuesto no estar condicionada para nada por  tener un orgasmo o no.

lunes, 8 de septiembre de 2014

LAS DIFERENCIAS EN LAS PRÁCTICAS SEXUALES ENTRE HOMBRES Y MUJERES.


Dos estudios de la Universidad de Granada estudian las diferencias existentes en cuestión de gustos y de prácticas sexuales.
Empecemos con las fantasías, el estudio a cargo de Nieves Moyano y Juan Carlos Sierra, realizado a 2,250 españoles de entre 18 y 73 años, repartidos entre hombres y mujeres heterosexuales; revela que la mayoría ha experimentado por lo menos alguna vez en su vida una fantasía sexual placentera y el 80% ha experimentado alguna vez una fantasía de forma negativa o desagradable.
En cuestión de géneros muestra que, las mujeres suelen fantasear con mayor frecuencia fantasías del tipo romántico; para ellas las fantasías desagradables tienen que ver con la sumisión sexual o ser forzadas para tener sexo y relacionado con la frecuencia de las fantasías, mencionan que suelen hacerlo una vez al mes.
Las fantasías más repetidas que se encontraron en el estudio para  las mujeres son: tener sexo con un desconocido, tener sexo con otra mujer, hacer un trió, tener un orgasmo a través de sexo oral, tener sexo romántico con un hombre insensible que se enamora solo de ella, sexo dominante, apasionado y forzado sin ser violento, sentirse irresistiblemente sensual y erótica y por último trabajar como stripper, prostituta o pertenecer a un harem
En relación a los hombres, con lo que más fantasean son con el tipo de fantasías exploratorias, para ellos las fantasías desagradables son las que se relacionan con prácticas homosexuales; la frecuencia con la que fantasean es mayor, pues según el estudio ellos piensan todo el tiempo y hay un mayor interés por concretar la fantasía.
Y las fantasías más repetidas que se encontraron en el estudio para los hombres son: tener sexo con una desconocida, que ella sienta placer al realizar sexo oral más allá del placer, tener sexo con dos o más mujeres, ser mirado o mirar cuando se tienen relaciones sexuales, que ellas se masturben para ellos, sexo anal, cambiar roles del tipo esclavitud, sado-masoquismo, tener sexo con otro hombre, no bajo mirada homosexual, sino solo por experimentar.
El otro estudio también de la Universidad de Granada a cargo de Inmaculada Teva, nos habla sobre las diferentes prácticas sexuales en adolescentes según el sexo; este se llevo a cabo con una muestra de 4,612 jóvenes. El estudio revela que las diferencias de comportamiento sexual entre chicas y chicos se puede deber a los roles de género, de está manera promueven que los hombres tomen la iniciativa en el ambiente sexual, tengan una amplia variedad de experiencias sexuales y un mayor numero de parejas. Por el contrario, los estereotipos que se muestran en las chicas, son que se muestren sexualmente evasivas o pasivas en las relaciones sexuales y que se implican más emocionalmente tras un encuentro sexual.
En palabras de la investigadora: " Creemos que los resultados podrán indicar una influencia de roles y estereotipos de género, de forma que en un contexto sexual, las mujeres y los varones consideran que tienen que comportarse según las expectativas propias de su rol de género".
Viendo estos estudios, llegamos a la conclusión de que siguen existiendo una educación sexual diferente para chicas que para chicos, puesto que los estereotipos son los mismo que hace años, es decir, las chicas son pasivas, románticas y poco atrevidas sexualmente, y los chicos son los activos sexualmente, más sexuales y decididos sexualmente. Basta ya de reproducir estos estereotipos, creemos que tanto mujeres y hombres pueden salir de ahí y sentirse más cómodos sexualmente haciendo cosas fuera de lo que supuestamente tienen que hacer por cuestiones de su género.

lunes, 1 de septiembre de 2014

NUEVO GADGET PARA MEJORAR LA SALUD SEXUAL DE LA MUJER

Se llama KGoal smart Kegel y es un dispositivo inteligente que te ayudara a trabajar los ejercicios de Kegel que ayudan a fortalecer la musculatura pélvica, estos ejercicios se llaman así por su descubridor , el ginecologo Arnold Kegel, básicamente consisten en contraer y relajar repetidamente durante unos minutos los músculos de la vagina, ano y periné. Este gadget que se coloca en el interior de la vagina, ayuda a tener un seguimiento estadístico de los ejercicios, registrando las repeticiones, duración y presión aplicada durante el ejercicio, lo más novedoso es que esos datos se sincronizan de forma inalámbrica a tu smartphone ayudándote a crear un plan personalizado. Este dispositivo no se identifica como un juguete sexual, ya que su objetivo no es tener placer durante su utilización, pero gracias a los ejercicios si podemos aumentar el placer como efecto secundario a su uso.
Todavía no se encuentra en el mercado, se espera que se empiece a comercializar en diciembre y tendrá un coste de 125 dolares.
Y ya que estamos hablando de salud sexual, recordaremos algunos de los beneficios que tiene el trabajar y tonificar la musculatura pélvica:
1. Previene y ayuda en la incontinencia urinaria: es más común en las mujeres padecerla y se debe a que los músculos pélvicos se debilitan, haciendo que pequeñas acciones como reír o toser causen perdidas de orina pues los músculos no son capaces de detener la orina ante la presión del abdomen.
2. Ayuda en la recuperación postparto: tras el embarazo y el parto vaginal los músculos de suelo pélvico se ven afectados por el peso que ejerce el bebe sobre ellos y durante el parto el tejido muscular se estira y se debilita; con los ejercicios de Kegel se puede volver a tonificarlos.
3. Las relaciones sexuales pueden ser más placenteras: durante la penetración al tener la zona vaginal más tonificada aumenta las sensaciones y durante el orgasmos ayuda a intensificar las contracciones, ayudando a que fluya más la sangre en la zona genital.


martes, 26 de agosto de 2014

IDENTIDAD Y CAMBIO SOCIAL



Intervención en la conmemoración del Vigésimo aniversario de la Escuela Española de Terapia Reichiana

Carlos San Martín González
Pedagogo y Terapeuta Sexual




Traigo el saludo de mis compañeros y compañeras de la Fundación Sexpol y el encargo expreso de manifestarles el profundo respeto que vuestra organización, hermana nuestra desde sus inicios, se ha ganado con su devenir histórico durante todos estos años.

Al iniciar una conversación sobre cualquier materia es previo y necesario, para que pueda haber entendimiento, que se establezcan acuerdos sobre el significado de los términos esenciales que se tratarán en el intercambio ideológico que se plantea. Por ello iniciaré esta conversación haciéndoos presente lo que yo entiendo por identidad, primero, y luego lo que entiendo por cambio social. En este primer apartado, desde luego, ya se irán desgranando algunas ideas personales que podrán exponeros mi postura y que creo nos servirán para la discusión posterior.

El Ser Humano, desde su más tierna infancia, está recibiendo estímulos desde su entorno que lo van condicionando, que lo van moldeando de acuerdo con los patrones imperantes en su sociedad, que lo construyen introduciendo en su existencia modelos que determinarán, en gran medida, sus valores, sus normas, sus deseos e, incluso, construirán su personalidad.

Así, T. Luckmann, autor de libros como “Teoría de la acción social”, editado en  1996, en Buenos Aires, e “Introducción a la teoría de sistemas”, también en 1996, pero esta vez editado en México, y que en 2001 publicase “Sobre la identidad” en Madrid, dice: “....los hombres aprenden a actuar mediante procesos históricos de socialización y no de cualquier manera, sino de una manera y modo determinados, lo cual debe considerarse con la mayor naturalidad, como el modo y manera de actuar en la sociedad en la que viven, en la época en la que crecen. Aprenden del prójimo (especialmente de sus relaciones) lo que es valioso y deseable, lo bueno y lo malo, lo bello y lo feo. Se apropian de las medidas de valor por medio de referencias morales, estéticas y prácticas....”. También señala, “La identidad funciona como un principio de control por el que se orientan los deseos, planes, actos y relaciones de un sujeto”, haciendo alusión a referentes cognoscitivos, afectivos y volitivos que estarían condicionando desde el aprendizaje la actitud vital de las personas frente a las demás y, sobre todo a si misma, con lo que se siente cómoda porque coincide con los modelos básicos imperantes.

Sin embargo hay que matizar que cada individuo, de acuerdo a sus potencialidades, desarrolla una identidad propia que, identificándole en lo general con su entorno, introduce elementos particulares que lo distinguen, estableciendo así su impronta propia que le diferencia de los demás, sin romper el contexto global que le hace único y distinto dentro de la similitud  propia de su grupo socio cultural.

Los modelos que se van implantando en cada sujeto, al funcionar,  lo hacen de manera espontánea, de forma inconsciente o subconsciente; son modelos que repiten lo aprendido y que, sean positivos o negativos para el sujeto, se harán presente en sus actuaciones. Cuando se viven en términos positivos se disfrutan y se intenta volver a vivirlos. Cuando se viven negativamente se trata de cambiarlos pero con la condición de mantenerse dentro de los límites que la propia cultura señala. De esta manera nos hayamos, con disfrute o sufrimiento, viviendo modelos imperantes en la sociedad en que nos encontramos. Esto es lo que se entiende por identidad.

Así se comprende que la identidad de una persona tiene que ver con sentirse integrada a su contexto social, confundida con sus usos y costumbres, con sus enfoques sociales, adaptada a sus valores. Y si la identidad es real debe sentirse cómoda en ella.

Y cuando las personas deben trasladarse desde un lugar a otro, cuando por razones particulares deben cambiar de hábitat, se encuentran con valores diferentes, con otras estructuras sociales que, en muchos casos, difieren de la identidad propia. En estos casos se vive un proceso de enculturación, es decir, se integran o, simplemente, quedan excluidas del nuevo grupo humano que, por las dificultades en la adaptación, les rechazarán. Serán mejor acogidas quienes asuman los valores de su nuevo contexto social.

Pero los valores imperantes en una sociedad van, poco a poco, modificándose con el paso del tiempo. Es imposible la eternidad en  las estructuras sociales, en los usos y costumbres.

Existe una relación dialéctica entre el individuo y su sociedad. La sociedad interviene en la  estructuración de los valores de los individuos, en sus formas de pensar, de sentir o de actuar. La sociedad moldea a las personas que la componen. Pero, a la vez, las personas que componen una sociedad la afectan, la modifican paso a paso. Así, dialécticamente, se van produciendo modificaciones que, lenta y casi imperceptiblemente, cambian a una sociedad produciendo enfrentamiento entre quienes desean mantener las estructuras básicas de la sociedad y quienes desean ir modificándolas para adaptarla a las condiciones nuevas que los individuos han creado.

Se producen, de esta manera, enfrentamientos de grupos que defienden a veces posturas encontradas  y que obedecen a intereses reales, propios de su situación social, económica y cultural, pero que no pocas veces sirven a intereses ajenos, que no corresponden a su propia realidad sino que, como producto de intervenciones educativas que tergiversan la realidad, obedecen a intereses de otros.

Los cambios sociales son inevitables pero se pueden manipular para intentar ralentizar lo más posible su aparición o para desviar su influencia en direcciones que sirvan a determinados intereses que no van en la dirección que el cambio está determinando sino al servicio de esos intereses, aún cuando la mayoría de la población se vea perjudicada por ello. Para esto se crean estructuras de poder que organizan la vida social, que condicionan la dirección del cambio. De esta forma vemos la aparición de un conjunto de organizaciones que van desde la iglesia como condicionante ideológico hasta la familia como determinante social pasando por la escuela y la universidad en donde también están presentes los presupuestos ideológicos de las organizaciones de poder.

Visto así el problema pareciera que los cambios fuesen imposibles de realizar o, al menos, que nunca pudiesen llevar la dirección que determinan las propias circunstancias. No es así. Los cambios se producen irremediablemente pero para ello es preciso llevar adelante algunas cuestiones básicas que a mi entender no son fáciles de conseguir. Por lo tanto los cambios se producirán de todas formas. La cuestión es que el cambio sea aceptado por los sectores que controlan la toma de decisiones políticas dentro del grupo humano a que se refiera el cambio.

En los diferentes grupos humanos surgen condiciones objetivas que conducen a la necesidad de modificar estructuras para el cambio. Se modifican situaciones concretas como producto del avance de la Ciencia y de la Técnica. El pensamiento humano, por lo tanto, debe adaptarse a estos avances y aceptarlos aún cuando en ciertos casos esos avances modifican negativamente la situación particular de algunas personas. Y los sectores que se ven perjudicados con el cambio tienden, si les es posible, a desinformar, a tergiversar, a engañar si es necesario a fin de confundir a los que pudiendo favorecerse con el cambio, piensen lo contrario y actúen en contra de sus propios intereses para permitir solo aquellos cambios que superficialmente modifiquen la situación para que, esencialmente, no cambie nada y se mantengan las situaciones de privilegio tenidas hasta ese momento.

Para ello es preciso no descuidar la configuración ideológica de las nuevas generaciones controlando la educación formal y los medios de comunicación de masas, léase periódicos, radios, canales de televisión y todos aquellos medios que lleven a la población ideas que se encuadren dentro de los presupuestos ideológicos imperantes y que, al dar privilegios a los sectores que controlan dichos medios, se desea mantener.

           
Los sectores conservadores, que tradicionalmente han estado en el control de los cambios, se podrían identificar con relativa facilidad si existiese un conocimiento objetivo de la realidad. Sin embargo esto generalmente esta vedado para la mayoría de la población ya que no está en su mano determinar los modelos culturales que regirán su existencia. Se pregona la necesidad de establecer normas democráticas de control a la población y luego quien determina cuáles son esas normas son los mismos grupos de poder. Y si se han establecido normas que en ciertas condiciones impidan a los grupos de poder realizar determinadas acciones que les interesan tienen generalmente dos opciones: o cambian las leyes para sus nuevos intereses o, simplemente se saltan las leyes, como en Guantánamo.

Sin embargo los cambios, hemos dicho, son inevitables dado que, momento a momento, día a día, se están produciendo pequeñas transformaciones que, incluso, son difíciles de detectar. Y estos pequeños cambios se van sumando a otros pequeños cambios que, llegado un determinado momento, pesan tanto que se produce la transformación, una especie de quiebre objetivo ante una situación que lucha subjetivamente por mantener privilegios.

Es entonces cuando los sectores conservadores intentan adaptarse, aunque a regañadientes, a las nuevas contingencias tratando de sostener y salvaguardar lo más posible del entramado anterior, perdiendo algunos privilegios pero tratando de mantener el máximo posible de ellos.

Y vuelta a empezar.

Valdría la pena, en mi opinión, plantearse desde nuestra posición de trabajadores del intelecto lo que pudiese facilitar el cambio. Creo que lo que mayores beneficios pudiésemos prestar al cambio social es el que, cada cual desde su puesto de trabajo y en contacto con personas, ya sea individualmente, en parejas o en grupos, pudiésemos entregar el máximo de información avalada por la Ciencia permitiendo a las personas a tener un conocimiento real de las cosas que les permitiese tomar determinaciones por ellas mismas, ejerciendo una real libertad. Sin embargo lo que mayormente impera es la tendencia fácil de intentar repetir los modelos que la cultura nos entrega sin enseñar a razonar, a ver lo que en esencia es más importante para cada cual.

Por otra parte estimo que como miembros de una sociedad tenemos la obligación moral de intervenir, dentro de nuestras posibilidades, en el campo de lo político e ideológico general a fin de influir de manera concreta y lo más eficazmente posible en aquellos cambios que se estima favorecerán a la mayoría de la población.

La verdadera libertad, pienso, está en  ejercer la  toma de decisiones personales por si mismo buscando su interés personal pero sabiendo que su interés personal no puede arrollar el interés de los demás. Que la persona  puede equivocarse pero que desde el error es posible, con buena voluntad, crecer. Que el verdadero cambio siempre deberá ser positivo y que lo que es positivo para una persona también puede y debe serlo para las demás.
                       
Y lo importante es que cada individuo se asiente en su realidad, buscando identificarse consigo mismo, con su realidad, de manera positiva, cómoda. Que su identidad sea libremente asumida para si mismo y por si mismo.

Finalmente deseo expresar que estimo que la función de quienes ejercemos la noble tarea de educar, de colaborar para que las personas se encuentren mejor consigo mismas y con los demás, de ayudar a crecer a quienes llegan a nosotros en busca de soluciones a problemas reales en ellos que les impiden ser felices, es contribuir a abrir sus mentes al cambio, primero individual y que devendrá inexorablemente en cambios que, sobre todo, las nuevas generaciones podrán disfrutar. Hoy nosotros gozamos de privilegios nacidos de los esfuerzos ejercidos por muchísimas personas que a través de la historia han dejado su huella con errores y aciertos.

En mi campo, el de la sexualidad humana, hoy podemos gozar de una libertad que se cimentó en hogueras, manicomios, prisiones, aislamientos o discriminación. Los cambios que hemos tenido en algunos casos aún no están totalmente asentados. Es nuestra tarea intentar modificar criterios o enfoques. Pero de ninguna manera imponer ni criterios ni enfoques. Mostrar realidades diferentes y permitir que las propias personas vayan ejerciendo el cambio, primero cuantitativo, poco a poco, para después llegar a cambios cualitativos que nos permitan avanzar. Pero nunca se llegará al final. Siempre habrá cambios que nos permitirán crecer.

 
Revista SEXPOL, Noviembre/Diciembre 2005 NÚMERO 67

martes, 19 de agosto de 2014

Amor: pasión o decisión

por Cristina Riesco Bernier

Siempre he considerado este cuento como una de las imágenes más bellas del amor por que refleja la espontaneidad del deseo y la decisión reflexionada de amar. Es en este sentido, en el de la dualidad de un amor espontáneo o meditado, en el que estas líneas irán dedicadas. No con intención de aclarar ni establecer una solución, sino con la de compartir una inquietud que, probablemente, todo ser humano, de un modo u otro, ha experimentado en su vida.

Sería posible encontrar tantas definiciones del amor como personas, ya que el amor es una experiencia y, como tal, cada uno la vive de una manera distinta. Pero sí existen claves, palabras o expresiones con las que se ha tratado de expresar el amor y que, de alguna manera, hace que todos sepan de qué se está hablando. Algunos definen estar enamorado con “tener mariposas en el estómago”, otros hablan de “la chispa”, otros de “tener gusano”… y todos sabemos lo que es sin que nadie halla tenido literalmente (y afortunadamente) en su estómago mariposas, fuego, o gusanos…!

La cuestión que siempre ha martilleado mi cabeza es saber si es posible conservar esas sensaciones “para toda la vida”. Quizás hoy resulte obsoleto este concepto de “amor para siempre”, pero es que si el amor es verdadero, ¿por qué habría de ser perecedero? Si un día se acaba el amor, ¿quiere decir que no fue verdadero? Y si lo fue, pero se acabó, ¿quiere decir que ya no habrá otro?

He pensado que no hay que obstinarse y que es mejor aceptar de un modo natural que el amor llega y se transforma y que puede ser amor verdadero y sincero en un momento y, simplemente, cambiar en un momento dado sin que esto reste un ápice de su autenticidad anterior. He pensado que, en un momento, dos personas se pueden enamorar y aportarse un crecimiento personal. Y, que por el transcurso natural de la vida, llega otra etapa en la que quizás ya no hay esa aportación mutua, y que por eso se acaba el amor. Sería más fácil de aceptar si lo tomáramos como una transformación en el proceso de crecimiento de nuestras vidas. Lo que hace todo más difícil es que ese sentimiento de amor va cargado de recuerdos y apegos (materiales e inmateriales) que hacen que la carga del pasado nos haga temer el futuro.

Ante esto, surge la duda de cómo se escucha al corazón y de cuánto caso hay que hacer a lo que dictan los sentimientos. Por poner un ejemplo, si una persona que tiene una relación con otra, un día conoce a alguien y se siente atraída por ésta, ¿hasta qué punto debe dar rienda suelta a sus sentimientos para una nueva etapa? Si trascendemos la pura atracción sexual y pensamos en un sentimiento más profundo, si esta tercera persona le inspira ese “gusano”, se presenta un dilema: ¿debería considerar que si esto sucede es por que su relación estaba estancada y, por lo tanto, ha de replanteársela? ¿O debería valorar el amor que siente por su pareja y que les ha llevado a construir algo juntos?

Por mucho que el amor y lo vivido con su pareja esté por encima de algo que puede ser sólo pasajero, me planteo hasta qué punto se debe limitar un sentimiento y autocensurarse. Me pregunto si no es más sincero con su corazón quien se da la oportunidad de equivocarse… Me pregunto y me pregunto…, pero no hallo respuesta.

Una vez alguien me dijo que el amor es una decisión. No me gustó la idea de que la mente reste sinceridad a los sentimientos. Es bonita y loable, la decisión de amar por encima de todo. Pero, en ese caso, quizás la frontera entre amor y cariño se difuminen… En ese caso, puede que “el gusano en la tripa” ceda el paso a la amistad. Es evidente que la alteración física que sufrimos al principio de un enamoramiento no puede durar toda la vida. Sin embargo, para mí resulta imprescindible que esa llamita que diferencia el cariño del amor siempre quede viva.

Quizás la mejor expresión de esta idea la encontré en la escena de una película de Fernando Aristarain, Lugares Comunes, en la que el hombre de un matrimonio mayor coquetea elegante y discretamente con una bibliotecaria. Sin negar la atracción que sienten el uno por el otro, él, de la manera más natural y sincera, afirma a propósito de su esposa: “pero siempre gana ella”.

Es ahí dónde creo haber encontrado que la decisión de amar al otro, desde la reflexión y la razón, puede (y debe) nacer del corazón.

Así, hablando de nuevo con quien me había dicho que el amor es una decisión, comprendí que lo bello, lo bonito, es decidir entre dos. Y, que cuando dos deciden amarse, es porque existe la chispa suficiente como para cuidar el gusano y, si éste se transforma, que sea en mariposas. 


Revista SEXPOL, Noviembre/Diciembre 2005 NÚMERO 67

martes, 12 de agosto de 2014

Un siglo de cine, sexo y amor…



Era una noche fría de diciembre, en el París de fines del siglo XIX. Los transeúntes apuraban el paso, ávidos de llegar a sus hogares. Pocos se detenían a mirar los affiches que anunciaban la presentación de un nuevo artefacto mecánico: el Cinematógrafo Lumière.
En el sótano del Grand Café, en el Boulevard des Capucines, la actividad era frenética. Se montaba el proyector de la primera función de cine de la historia.
La concurrencia no fue muy numerosa; apenas 35 personas fueron testigos de aquella maravilla mecánica capaz de reproducir el movimiento natural en una pantalla. Pero, a decir de las crónicas, la experiencia fue inolvidable. Había nacido el cine y el público parisino le daba la bienvenida.
Esa noche se proyectaba en público por primera vez. La llegada de un tren a la estación de la Ciotat y la salida de los obreros de las fábricas Lumière en Lyon, entre otras vistas.
En estos momentos, nadie en su sano juicio se atrevía a predecir, que el cine se convertiría en el Arte más poderoso e influyente del siglo XX.

Una infinita curiosidad
El cine erótico no tarda en aparecer. La primera película en la que aparece una manifestación amorosa  explicita entre un hombre y una mujer es: “El Beso” (1986). Un año después de que los hermanos Lumiere mostrasen la maquina de las maravillas.
En 1900, se estrenan la película “A través de la cerradura de la puerta”. Otra de las pioneras fue “El amor a todas las edades”, de Lucien Norguet (1902).  Como queda claro, los títulos son de una elocuente precisión y no es difícil imaginar de qué iba la cosa…
El poder de lo desconocido, el morbo de lo prohibido y la excitación en la sombra contribuyen a que las clases pudientes de la época iniciaran el consumo clandestino de este tipo de cine. Se sabe que el rey Alfonso XIII demandaba estas películas para su particular uso y disfrute.

Entre tinieblas
El cine de pre-guerra creó, tímidamente, héroes eróticos. Los besos apasionados y atrevidos  de Rodolfo Valentino y Tera Vara hicieron sonrojar y cerrar los ojos de nuestras abuelas.  Greta Garbo y Marlene Dietrich seguro que hicieron soñar a nuestros padres…
En 1946 se estrena “Gilda” de Charles Vidor.  Película que se recordará siempre por la secuencia en la que Rita Hayworth interpreta a Gilda caminando segura, desafiante y felina, enfundada en un  explosivo y elegante traje de terciopelo negro, cantando una sugerente canción, mientras se despoja lentamente de un interminable y bellísimo guante.
Rita Hayworth se convertía por estas fechas en un mito erótico internacional, hasta el punto que su fotografía acompaño a los soldados norteamericanos en  la Segunda Guerra Mundial.

Una luz cegadora
Se estrena “La Dolce Vita” (1960) de Federico Fellini. Todos pudimos observar como en el mejor de los sueños nocturnos, los blancos y grandes pechos de la sueca Anita Ekberg, mientras ésta se bañaba acompañada por Marcello Mastroiani, en la Fontana de Trevi. 
La película fue un descomunal escándalo para la época y la “première” en el cine Capitol de Milán recibe silbidos, insultos, protestas, y escupitajos  de algunos espectadores, La película fue premiada ese año con: la Palma de Oro del Festival de Cannes.
La Dolce Vita”,  marcó un hito en la historia de la sexualidad moderna,  hizo que el nombre de esta película se transformara en un concepto y en de modo de vida, en el que estaban incorporados los cambios de pareja y el sexo grupal.
La mujer toma posiciones en el cine y realiza por estas fechas un recorrido imparable. Actrices como Marylin Monroe, Gina Lollobrígida, Sofía Loren Claudia Cardinale o Brigitte Bardot interpretan películas inolvidables, dónde la mujer ocupa un protagonismo desconocido hasta entonces.
En esta época, en París, se esta fraguando la revolución de mayo de 1968. Los directores de cine  (Godard, Chabrol, Truffaut, Fellini, Pasolini, Buñuel,  Valerian Borowczyk, Liliana Cavani, Nagisa Oshima.  etc ... ) inician una nueva época.
Ya nada puede ser igual… 
Se estrenan en Francia “Los Cuentos Inmorales”, (1974) de  Walerian Borowczyk. Son cuatro cuentos eróticos que interactúan como rituales de éxtasis sexual y religioso. En esta cinta el  sexo y sexualidad se convierten en una fuerza transgresora, que engendra una obsesión subversiva. La iglesia  se escandaliza y arremete contra la película pero no puede impedir su proyección.
En Italia, aparece “Portero de noche”, (1974)  de Liliana Cavani. Película durísima ambientada en los campos de concentración en la Segunda guerra Mundial, dónde un oficial nazi  abusa  sexualmente de una niña judía. La cinta denuncia y explora la relación sadomasoquista de los protagonistas cuando al terminar la guerra se encuentran en un hotel. 

De Japón viene “El imperio de los Sentidos”, (1976) de Nagisa Oshima. Película transgresora y atrevida por el realismo y la estética de sus imágenes, cuenta una apasionada y destructiva historia de amor con sexo explícito, que se establece entre dos amantes.

La cinta fue prohibida por la censura en algunos países, incluido Japón, dónde no pudo ser exhibida hasta el año 2001.



  • Termina la guerra del Vietnam ante la presión de los movimientos pacifistas. El slogan “Haz el amor y no la guerra” recorre el mundo.
  • Los movimientos de liberación de la mujer se reconocen y se hacen cada vez más visibles.
  • En España estrenamos libertad política y constitución democrática. Soplan vientos de cambio y la práctica democrática se funde con los deseos de una sexualidad más placentera, segura y libre. 



Si está en tu corazón, es que existe…

El público demandaba algo más que deseo y pasión desenfrenada. Sobre todo la mujer, que no se conforma con asistir impasible a un repertorio de escenas de sexo sin sentido. El amor recorre un camino más complejo más sutil, y por supuesto mucho más profundo.

Películas como: “Casablanca” (1943) Michael Curtiz, “La palabra” – Ordet (1955) Theodor Dreyer , “Lolita” (1962) Stanley Kubrick,  “Doctor Zhivago”, (1965), David Lean.  “Memorias de Africa”, (1985), Sydney Pollack,  “Los Puentes de Madison” (1995)  Clint Eastwood, “El Paciente Ingles” (1996) Anthony Minghella.  Con estas cintas corren ríos de lágrimas…, pero también se abren las puertas de un nuevo y apasionante universo de sensaciones, sentimientos y deseos.



Tres películas que definen una época

“Nueve Semanas y Media" (1986).  Adrian Lyne. Por primera vez un hombre y una mujer  inician su relación partiendo desde la misma posición  económica, social, e intelectual en una sociedad, democrática, permisiva y moderna. Los juegos sexuales, aunque atrevidos, se realizan sin complejos ni miedo. Todo bien hasta que el hombre pretende imponerse y dominar la situación….

Thelma y Louise (1991) Ridley Scott.  En este caso, las dos mujeres no pretenden ser iguales, solo pretenden ser libres… Esta decisión les costara la vida…

Eyes wide shut (1.999). ("Ojos cerrados de par en par") Stanley Kubrick  El director penetra también, por primera vez, en los sueños más íntimos y en los inconfesables deseos de la pareja protagonista. Nuevamente, se abre un camino apasionante para el que quiera investigar y descubrir…

 
Otras  culturas otros mundos


En el otro lado del mundo, la historia continua. Se estrenan títulos como “In the Mood for Love” (Deseando amar) China, (2000) de Wong Kar-Wai,   película de culto indiscutible, que abrió nuevos caminos a la concepción del amor y al lenguaje narrativo.

 Dolls” Japón (2002) de Takesi Kitano, película extremadamente lírica, poética, con una dureza desgarradora que brota de cada uno de los protagonistas y que penetra directamente en el alma del espectador.
 “El tren de Zhou you”, China (2002). de Sun Zhou. Película minimalista, tremendamente bella. Cuenta  una historia en la que el amor no es lógico, el deseo es  irracional  y la obsesión  inexplicable.
En Israel se estrena “Yossi y Jagger”  de Eytan Fox  (2002). La película trata la historia de amor entre dos oficiales israelíes en una base del ejército situada en la frontera Israelí-Libanesa.
En Uruguay se estrena “Whisky”, (2002) de Juan Pablo Rebella y Pablo Stoll Tres personajes solitarios, abandonados por la desventura, dedicados a la vida como la tienen delante: siempre igual…
En España la película  “Te doy mis ojos” (2003) de Iciar Bollain, crea un gran revuelo social. La directora realiza una película sentida, comprometida y compleja, que ahonda en el fondo de una historia de amor, teñida de violencia de género.
En India, decenas de policías vigilan el estreno de 'Novia', (2004) de Karan Razdan,  en los cines de  Bombay, New Delhi, Lucknow, Varanasi y Bhopal. El filme narra la relación sentimental entre dos mujeres, algo que, según los hindúes radicales, viola los valores de la cultura local…
En Senegal, la película 'Moolaadé' (Protección), (2004) de Ousmane Sembene, denuncia la práctica de la ablación del clítoris en las mujeres africanas y su realidad social…
En la Mostra de Venecia de (2005) se entrega el León  de Oro a la película “Brokeback Mountain”, de Ang Lee. El director de origen taiwanés, cuenta una historia de amor prohibido entre dos vaqueros que son contratados para cuidar un enorme rebaño de ovejas. Película ambientada en el oeste de Estados Unidos de mediados del siglo pasado…

El  recorrido es apasionante pero insuficiente…
Faltan decenas de películas importantes y necesarias…
Quizás, algún día, podamos disfrutar de un ciclo temático  y pasarlas todas…

Un afectuoso saludo

Paco Gragera
Programador de cine y  Coordinador de actividades Culturales