jueves, 25 de septiembre de 2014

EL PLACER SEXUAL EN LA MENOPAUSIA.


Muchas mujeres al acercarse a la menopausia, cuando termina la menstruación se encuentran con problemas en su salud sexual, y esto puede deberse por el déficit de estrógenos, que ocasionan entre otras cosas, sequedad o irritación vaginal, problemas para lubricar y excitarse, lo que puede desembocar en una apetencia sexual o falta de deseo sexual, ya que muchas mujeres al tener este tipo de dolencias se les quitan las ganas de tener relaciones sexuales porque no se sienten cómodas o en algunos casos va acompañado de dolor o molestias en la penetración.
Estos cambios corporales, que son inevitables en nuestra vida tenemos que saberlos, la información es uno de los recursos más útiles que tenemos, es decir, si soy consciente que voy a pasar por algunos cambios o los estoy viviendo, entonces puedo poner soluciones a ellos.
A continuación menciono algunas claves para mejorar el placer sexual en esta etapa vital.

  • Un paso muy importante es aceptar y adaptarse a esta nueva etapa vital. Es verdad que existen cambios en nuestra sexualidad, pero eso no significa que el placer sxual disminuya o  se limite; para  tener una vida sexual saludable es necesario hacer algunos cambios en nuestros hábitos sexuales. Y muy importante también acompañarlos con una buena actitud; hay que cambiar la creencia de que una vez llegada a esta etapa nuestra sexualidad ha terminado, pues eso no es así, depende de cada una el cómo lleve a cabo su sexualidad.
  • Otro factor muy importante es hacernos responsables de nuestro estado genital, hay que cuidarlos y fortalecerlos. A demás de las revisiones médicas oportunas, es responsabilidad nuestra el consultar por tratamientos a seguir si tenemos problemas de sequedad, dolor, etc. Debemos saber que existen también ejercicios físicos para fortalecer nuestra zona pubococcígea y mantenerla sana, esto favorece muy positivamente a nuestro placer.
  • Un punto importante es dedicar tiempo a la sexualidad; con la rutina y la monotonía nos olvidamos de sacar tiempo para ella y podemos caer en el error de dejar el tiempo sobrante, que suele ser de mala calidad, porque hay cansancio, hastió, etc. Es necesario tener tiempo para hacer cosas placenteras (sola o en pareja), esto favorece nuestra intimidad en pareja y por lo tanto a nuestro placer.
  • Si estamos en pareja es imprescindible tener una buena comunicación con ella, decir las cosas que nos gusta, las que no, etc. Las parejas no son algo estático, por el contrario están en constante cambio, así que es necesario comunicarle a nuestra parejas esos cambios, esto ayudará a que nuestra pareja se adapte también a ellos.
  • Es necesario renovar los hábitos sexuales, hacer y probar cosas nuevas. Si algo no podemos hacer por enfermedad o porque deja de gustarnos, hay que probar hacerlo de diferente manera, es decir, si tenemos molestias en el coito pues intentar no tenerlo y disfrutar con otras técnicas sexuales igual o más placenteras, como las caricias genitales, masajes, etc. Aprender a disfrutar de manera diferente.
  • Por último y no menos importante es no forzarse, sin darnos cuenta queremos seguir patrones que impone la sociedad y quizá el reconocer que cada uno tiene unas necesidades individuales diferentes al otra/o, el reconocer también que no siempre tenemos que llegar a lo establecido como "relaciones sexuales completas" todas las relaciones son completas, siempre y cuando sean placenteras, se llegue a donde se llegue o se haga lo que se haga.

lunes, 22 de septiembre de 2014

LOS ADOLESCENTES Y EL SEXO ANAL.


Un estudio dirigido por Cicely Marston  de la escuela londinense de higiene y medicina, demuestra que la mayoría de los adolescentes prefieren practicar el sexo anal y muchas veces practicarlo sin consentimiento de sus parejas.
El estudio que contó con una  muestra de 130 adolescentes heteroxesuales de entre 16 y 18 años, revela un triste resultado, sobre todo de la manera que tienen de relacionarse estos chicos, ya que consideran "normal" tener que obligar a sus parejas a realizar sexo anal; por otro lado, las chicas del estudio  piensan es que e una "práctica dolorosa, de riesgo y coactiva".
Las conclusiones que llega al estudio sobre las motivaciones que tienen los adolescentes para comportarse de esta manera es que los chicos viven como una "competición entre chicos para tener sexo anal con las chicas" y también el "copiar escenas vistas en películas pornográficas"; que dicho sea de paso es donde recurren para satisfacer su curiosidad sobre el tema, ya que denuncian que en los programas de educación sexual este tema se aborda muy poco.
Otro dato penosos que revela el estudio es que la mayoría de las chicas piensa que debe ceder a las peticiones sexuales de su pareja y solo unas pocas hacen frente a sus chicos y se plantan diciendo que no. En cualquiera de los dos casos, lo que expresa la mayoría es que las decisiones tomadas en el plano sexual son tomadas unilateralmente (por los chicos) y que no sienten que sean decisiones tomadas por consenso.
Para rematar, el estudio revela que la idea que tienen los adolescentes sobre el sexo anal es que es una práctica exenta  de contagio de ETS por lo que la mayoría admitió que ha utilizado pocas veces preservativo para realizarla.


jueves, 11 de septiembre de 2014

ORGASMOS EN PAREJA IGUAL A UNA MEJOR COMUNICACIÓN.

Un estudio publicado por Communication Monographs, donde investiga la influencia de los orgasmos y el alcohol después de tener relaciones sexuales.
Para ello contaron con una muestra de 253 personas entre 18 y 45 años que a lo largo de dos semanas registraron sus actividades sexuales, su consumo de alcohol y la comunicación postcoital con sus parejas. Lo que el estudio revela es que gracias a la producción de oxitocina que se libera durante el orgasmo, las personas se sienten menos estresadas (disminuye la hormona del estrés: cortisol), favoreciendo un ambiente de relajación, intimidad y confianza con la pareja, donde se propicia una comunicación más positiva y confidencial; lo que se ha interpretado como una forma de mejorar la comunicación en pareja.
Según Amanda Denes, una de las autoras del estudio, "la comunicación postcoital suele estar relacionada con la satisfacción sexual de la relación. Por esto, estas conversaciones podrían jugar un papel primordial en mantener la intimidad en la pareja."
Por otro lado, el estudio comprobó que aquellas personas que bebieron alcohol antes de mantener relaciones sexuales, tuvieron una comunicación menos profunda, sin revelar asuntos positivos o importantes con la pareja. Lo que se concluye que las personas que bebieron más alcohol que el promedio, obtienen menos beneficios al revelar asuntos a sus parejas, hablando cosas involuntarias,; y es que según Danes, " la oxitocina es un estimulante, mientras que el alcohol es un relajante, por lo que puede tener efectos en nuestro comportamiento y comunicación opuestos a los que se desean", ya que se piensa que el alcohol es un inhibidor de la conducta, creemos que nos ayuda a comunicarnos mejor, cosa que esta muy alejada de la realidad.
Retomando el tema de la comunicación en la pareja, vemos que el tipo de comunicación positiva e intima que se puede dar después de tener un orgasmo, no solo tiene porque presentarse en ese momento, para nosotras como terapeutas sexuales y de pareja, creemos que debe de trabajarse siempre y por supuesto no estar condicionada para nada por  tener un orgasmo o no.

lunes, 8 de septiembre de 2014

LAS DIFERENCIAS EN LAS PRÁCTICAS SEXUALES ENTRE HOMBRES Y MUJERES.


Dos estudios de la Universidad de Granada estudian las diferencias existentes en cuestión de gustos y de prácticas sexuales.
Empecemos con las fantasías, el estudio a cargo de Nieves Moyano y Juan Carlos Sierra, realizado a 2,250 españoles de entre 18 y 73 años, repartidos entre hombres y mujeres heterosexuales; revela que la mayoría ha experimentado por lo menos alguna vez en su vida una fantasía sexual placentera y el 80% ha experimentado alguna vez una fantasía de forma negativa o desagradable.
En cuestión de géneros muestra que, las mujeres suelen fantasear con mayor frecuencia fantasías del tipo romántico; para ellas las fantasías desagradables tienen que ver con la sumisión sexual o ser forzadas para tener sexo y relacionado con la frecuencia de las fantasías, mencionan que suelen hacerlo una vez al mes.
Las fantasías más repetidas que se encontraron en el estudio para  las mujeres son: tener sexo con un desconocido, tener sexo con otra mujer, hacer un trió, tener un orgasmo a través de sexo oral, tener sexo romántico con un hombre insensible que se enamora solo de ella, sexo dominante, apasionado y forzado sin ser violento, sentirse irresistiblemente sensual y erótica y por último trabajar como stripper, prostituta o pertenecer a un harem
En relación a los hombres, con lo que más fantasean son con el tipo de fantasías exploratorias, para ellos las fantasías desagradables son las que se relacionan con prácticas homosexuales; la frecuencia con la que fantasean es mayor, pues según el estudio ellos piensan todo el tiempo y hay un mayor interés por concretar la fantasía.
Y las fantasías más repetidas que se encontraron en el estudio para los hombres son: tener sexo con una desconocida, que ella sienta placer al realizar sexo oral más allá del placer, tener sexo con dos o más mujeres, ser mirado o mirar cuando se tienen relaciones sexuales, que ellas se masturben para ellos, sexo anal, cambiar roles del tipo esclavitud, sado-masoquismo, tener sexo con otro hombre, no bajo mirada homosexual, sino solo por experimentar.
El otro estudio también de la Universidad de Granada a cargo de Inmaculada Teva, nos habla sobre las diferentes prácticas sexuales en adolescentes según el sexo; este se llevo a cabo con una muestra de 4,612 jóvenes. El estudio revela que las diferencias de comportamiento sexual entre chicas y chicos se puede deber a los roles de género, de está manera promueven que los hombres tomen la iniciativa en el ambiente sexual, tengan una amplia variedad de experiencias sexuales y un mayor numero de parejas. Por el contrario, los estereotipos que se muestran en las chicas, son que se muestren sexualmente evasivas o pasivas en las relaciones sexuales y que se implican más emocionalmente tras un encuentro sexual.
En palabras de la investigadora: " Creemos que los resultados podrán indicar una influencia de roles y estereotipos de género, de forma que en un contexto sexual, las mujeres y los varones consideran que tienen que comportarse según las expectativas propias de su rol de género".
Viendo estos estudios, llegamos a la conclusión de que siguen existiendo una educación sexual diferente para chicas que para chicos, puesto que los estereotipos son los mismo que hace años, es decir, las chicas son pasivas, románticas y poco atrevidas sexualmente, y los chicos son los activos sexualmente, más sexuales y decididos sexualmente. Basta ya de reproducir estos estereotipos, creemos que tanto mujeres y hombres pueden salir de ahí y sentirse más cómodos sexualmente haciendo cosas fuera de lo que supuestamente tienen que hacer por cuestiones de su género.

lunes, 1 de septiembre de 2014

NUEVO GADGET PARA MEJORAR LA SALUD SEXUAL DE LA MUJER

Se llama KGoal smart Kegel y es un dispositivo inteligente que te ayudara a trabajar los ejercicios de Kegel que ayudan a fortalecer la musculatura pélvica, estos ejercicios se llaman así por su descubridor , el ginecologo Arnold Kegel, básicamente consisten en contraer y relajar repetidamente durante unos minutos los músculos de la vagina, ano y periné. Este gadget que se coloca en el interior de la vagina, ayuda a tener un seguimiento estadístico de los ejercicios, registrando las repeticiones, duración y presión aplicada durante el ejercicio, lo más novedoso es que esos datos se sincronizan de forma inalámbrica a tu smartphone ayudándote a crear un plan personalizado. Este dispositivo no se identifica como un juguete sexual, ya que su objetivo no es tener placer durante su utilización, pero gracias a los ejercicios si podemos aumentar el placer como efecto secundario a su uso.
Todavía no se encuentra en el mercado, se espera que se empiece a comercializar en diciembre y tendrá un coste de 125 dolares.
Y ya que estamos hablando de salud sexual, recordaremos algunos de los beneficios que tiene el trabajar y tonificar la musculatura pélvica:
1. Previene y ayuda en la incontinencia urinaria: es más común en las mujeres padecerla y se debe a que los músculos pélvicos se debilitan, haciendo que pequeñas acciones como reír o toser causen perdidas de orina pues los músculos no son capaces de detener la orina ante la presión del abdomen.
2. Ayuda en la recuperación postparto: tras el embarazo y el parto vaginal los músculos de suelo pélvico se ven afectados por el peso que ejerce el bebe sobre ellos y durante el parto el tejido muscular se estira y se debilita; con los ejercicios de Kegel se puede volver a tonificarlos.
3. Las relaciones sexuales pueden ser más placenteras: durante la penetración al tener la zona vaginal más tonificada aumenta las sensaciones y durante el orgasmos ayuda a intensificar las contracciones, ayudando a que fluya más la sangre en la zona genital.