jueves, 23 de octubre de 2014

LOS ENCUENTROS SEXUALES EN LA ERA DIGITAL.


En los últimos años nos vamos dando cada vez más cuenta del cambio en la forma de tener encuentros sexuales; con la aparición de las nuevas tecnologías la sexualidad también ha tenido cambios y en este caso relacionados en la seducción y en el cómo nos comunicamos para conseguir esos encuentros sexuales.
Hay muchas aplicaciones o portales de internet que nos facilitan o ayudan a encontrar parejas, bien para tener un encuentro de sexo casual, o también para encontrar pareja más estable. Cada vez es más frecuente escuchar historias de parejas que se conocieron por internet; aunque a algunas personas esto les pueda resultar superficial, la realidad es que tenemos que admitir que es un recurso más de comunicación en nuestra era. la "era digital", por lo que no esta de más el irse adaptando a ella.
Hay estudios recientes que demuestran que existe un gran número de personas que están usando alguna de estas alternativas; por ejemplo, un estudio realizado por National Academy of Science, descubrió, que entre 19 mil estadunidenses, uno de cada tres matrimonios de entre 2005 y 2012 se conocieron por internet. Otros estudios hablad de el numero de personas que lo usan, por ejemplo el portal Match.com tiene más de 60 millones de usuarios repartidos por varias partes de Mundo, este portal de pago, nos ayuda a encontrar pareja estable; se trata de llenar un formulario, con tus gustos y preferencias, más tus hobbies, etc. y se encarga de encontrar personas compatibles contigo y ponerte en contacto con ellas.
También existen aplicaciones para el móvil más sencillas, como el Tinder, o Grind para público gay, donde nos ayudan a tener encuentros sexuales casuales, se trata de llenar un perfil con fotografías y nos busca a personas que se encuentren en un rango de dos kilómetros de distancia de nosotras; y solo tienes que dar al botón de aceptar y esperar el encuentro. El tipo de usuari@s de estas aplicaciones son diversas, desde solter@s, divorciad@s, casad@s, normalmente son personas que no tienen tiempo para salir a conocer gente y que prefiere muchas veces hacerlo desde casa.
Nosotras pensamos que son buenos recursos, siempre y cuando se utilicen con sentido común, es verdad que a través de la red nos sentimos más libres de expresarnos, pero también algunas personas se crean un perfil falso o bien que no coincide mucho con su personalidad real y el resultado sera que tu creas ilusiones en la otra persona y al encontrarse o conocerse más en profundidad puede ocasionar desilusiones más rápidamente o rechazo social. Lo que es indiscutible es que es un recurso de nuestros días y que hay que adaptarse a ellos.

viernes, 17 de octubre de 2014

11 DUDAS RAZONABLES SOBRE CÓMO LOS ORGASMOS AFECTAN A LA SALUD.


Imagine que desde hace unos días le duele la cabeza y decide ir al médico. Ahora, suponga que el facultativo que le recibe, en lugar de recomendarle un analgésico convencional, le aconseja que tenga un par de orgasmos a la semana. Atónito, atiende sin pestañear a la explicación que le da el doctor, quien le asegura que la liberación de endorfinas que tiene lugar cuando experimentamos un orgasmo facilita (y mucho) la eliminación de los dolores de cabeza gracias a la capacidad de esta hormona para ello. Si fuera real, nunca una prescripción médica resultó tan placentera.

El poder calmante del orgasmo, su relación con la fertilidad femenina o la posible influencia que tiene sobre nuestra salud cardiovascular, son algunas de las supuestas propiedades atribuidas a lo que los franceses llaman la petite mort (pequeña muerte). Veamos qué hay detrás de estas y otras cuestiones acerca del orgasmo (descarga repentina de la tensión sexual) y sus efectos sobre la salud física y mental.

¿Fortalece la salud cardiovascular? Según la Sociedad Española de Cardiología (SEC), cuando se experimenta un orgasmo, la tensión arterial baja y el cuerpo libera diversas hormonas: adrenalina, endorfinas y oxitocina en el caso de las mujeres. “Estas sustancias actúan en nuestro organismo como vasodilatadores permitiendo una mejor circulación de la sangre y evitando así los coágulos. La mejora de la circulación ayuda a mantener una mejor salud cardiovascular”, explica el doctor Ignacio Fernández-Lozano, vicesecretario de la SEC y miembro de la Fundación Española del Corazón (FEC).
¿Reduce la posibilidad de sufrir un infarto? Hilemos más fino que en el punto anterior. El prestigioso The American Journal of Cardiology revelaba que los hombres que mantienen relaciones sexuales dos veces por semana tienen hasta un 50 % menos de probabilidades de sufrir un infarto, frente a aquellos que lo hacen solo una vez al mes.
¿Actúa como analgésico? “Hoy no, cariño, me duele la cabeza”. Sin duda, esta es una de las frases más utilizadas, a modo de eufemismo, para esquivar un encuentro sexual no deseado. Pues bien, un estudio realizado por la Universidad de Rutgers en Newark (Jersey, Estados Unidos) quiebra la excusa, ya que, según afirma, el dolor y el placer guardan una estrecha relación que sugiere la posibilidad de que existan efectos analgésicos dentro de la actividad orgásmica. Además, el psicólogo Barry Komisaruk, miembro del departamento de Psicología en dicha Universidad y autor, entre otras obras, de La Ciencia del Orgasmo (Paidós ibérica), asegura: “El orgasmo reduce el dolor menstrual inmediatamente y alivia el de espalda a corto plazo.”
¿Aleja el cáncer de próstata? Actualmente, existen estudios que corroboran esta idea, como el realizado por el Cancer Epidemiology Centre de Melbourne (Australia) entre hombres, con edades comprendidas entre 20 y 50 años, que se masturbaban una media de cinco veces por semana, y que concluye que podrían tener menos riesgo de padecer tumores prostáticos. Pero también hay investigaciones que refutan esta teoría. “Hoy por hoy, no se puede establecer una relación causa-efecto entre el número de eyaculaciones y el riesgo de padecer cáncer de próstata”, zanja la doctora Carmen Yélamos, psicooncóloga y directora de la Fundación Grupo IMO.
¿Disminuye el estrés? Sería, sin duda, una convincente razón para tener orgasmos más a menudo, junto con la reducción de la ansiedad y el aumento de la sensación de bienestar. Lo  corrobora la psicóloga y experta en sexología Carme Sánchez: “La sensación de placer que produce el orgasmo activa por completo todo el organismo, cerebro incluido”. Asimismo, la Sociedad Española de Cardiología apoya esta tesis, afirmando que la práctica de sexo reduce el estrés y favorece la salud emocional. “El organismo femenino produce oxitocina durante la etapa de excitación y el clímax, una hormona que genera una intensa sensación de felicidad”, añade Alicia Gallotti, sexóloga y escritora.
¿Favorece la quema de calorías? Marcos Flórez, entrenador personal y fundador y director de estarenforma.com, ya nos advirtió de que el gasto calórico durante el acto sexual siempre es muy bajo, sea cual sea la postura elegida. "Y no es comparable a ninguna actividad física", añade. Según los datos que aporta Flórez, un hombre de 75 kilogramos quemaría entre 75 y 115 calorías durante una hora de sexo. Conclusión: diez minutos corriendo adelgazan más que una hora de sexo intenso (haya o no orgasmos mediante).
¿Mejora el aspecto de la piel y el cabello? Tras su prolijo estudio del orgasmo femenino, la sexóloga Alicia Gallotti asegura: “Durante las fases de excitación que culminan en orgasmo se generan mayores niveles de estrógenos, lo que contribuye al mantenimiento de un cabello brillante y una piel más suave”. En concreto, un estudio elaborado por científicos de la Universidad de Queens (Belfast, Reino Unido) especifica que durante el clímax aumentan los niveles de las hormonas estradiol y dehidroepiandrosterona. "Su consecuencia es una piel más tersa y un cabello más sano", esclarece el doctor Urbà González, de la Unidad Dermatológica de la Clínica GO&FER.
¿Facilita el sueño? Javier Puertas, jefe del servicio de Neurofisiología y Unidad del Sueño en el Hospital Universitario de La Ribera, anuncia que no hay estudios concluyentes al respecto, y los que hay no han encontrado una gran influencia de la oxitocina (hormona que se segrega durante el coito) en la capacidad de conciliar el sueño. "Sin embargo", apostilla, "influye mucho que los estudios se hayan realizado en laboratorios del sueño y no en un entorno más íntimo, donde los resultados podrían ser diferentes". Otras investigaciones en ese sentido, según nos cuenta el especialista, han concluido que, dependiendo de factores emocionales, algunas mujeres dormían mejor después del orgasmo y otras, en cambio, se desvelaban con más facilidad.
¿Aumenta la fertilidad de la mujer? El doctor Alfredo Guillén, ginecólogo y especialista en reproducción, desmonta la teoría de que el orgasmo aumenta la posibilidad de embarazo: “Una revisión sistemática de la literatura científica concluye que no hay evidencia alguna sobre la posibilidad de que exista ningún tipo de relación entre el orgasmo y la fertilidad”.
¿Perjudica el estado del feto? Carme Sánchez, psicóloga clínica y codirectora del Institut de Sexologia de Barcelona, subraya que las mujeres gestantes pueden tener orgasmos con total libertad: “A lo largo de un embarazo que suceda con normalidad, no existe ningún motivo para que la fémina deje de tener relaciones sexuales o de experimentar orgasmos”.
¿Puede producir pérdida de conciencia? Carlos Tejero, vocal de la Sociedad Española de Neurología (SEN), detalla que, durante el orgasmo, aumenta la presión dentro del cráneo. Esto no debería suponer ningún problema. "Pero en muy raras ocasiones, estos esfuerzos, similares a los de arrastrar un armario, han conducido al aneurisma en personas sanas. En ese caso, aquel que tiene el orgasmo sufre una gran cefalea y una posterior pérdida conciencia. Cuando esto ocurre, hay que acudir rápidamente al hospital", asevera el doctor. No se trata, sin embargo, de un romántico estado de éxtasis y placer, sino de un accidente cerebral conocido como "hemorragia subaracnoidea". Ojo: cualquier dolor de cabeza durante el coito no debe asociarse a este riesgo, ya que existe, como relata el doctor Tejero, la "cefalea coital", cuyas causas no están muy estudiadas pero que son totalmente tratables por los médicos si están condicionando negativamente su vida sexual.

martes, 14 de octubre de 2014

LOS ATAQUES HOMÓFOBOS SE HAN INCREMENTADO EN LOS ÚLTIMOS AÑOS POR EL AUGE DEL FASCISMO


Raúl (27 años) sufrió el 28 de octubre una agresión en Castilleja de la Cuesta (Sevilla). El motivo, ser homosexual. Le escupieron, le golpearon, le pisotearon las gafas y le insultaron: "Ahí va el maricón del cinco de oros"; "nos reímos de ti, tú te vas y punto, maricón", son algunas de las frases que le dirigieron. Hay que dar un paso al frente para intentar que no avancen los ataques xenófobos"El joven está ahora bajo tratamiento por ansiedad. Lo que le ha pasado no es nuevo, pues lleva sufriendo este tipo de ataques desde la infancia, pero desde hace dos años se han acrecentado. La Unión contra el Fascismo y el Racismo ha convocado este miércoles (19.00 horas) una 'besada' LGTB a las puertas del Ayuntamiento de Castilleja en señal de repulsa. Hablamos con Teresa Ruiz (34 años), una de las impulsoras de la plataforma en Sevilla. ¿Son habituales este tipo de ataques homófobos? Ocurren, pero muchos no se denuncian. Y en los últimos años se han incrementado, no solo en Andalucía. Ha habido casos en Rusia, en Francia mataron a un adolescente hace un año, otro caso en Murcia con dos adolescentes...  ¿A qué se debe ese aumento? Al auge del fascismo en Europa, movimientos que suelen aparecer en épocas de crisis económica y de inestabilidad social. ¿Debemos tener miedo a ese auge del fascismo? No, hay que enfrentarse al miedo, que es lo que ellos utilizan para hacerse fuertes. Este tipo de ataques podían podían pasar antes, pero no se podían denunciar, ya que la homosexualidad en el franquismo estaba penada por Ley. Pero hoy en día es diferente y hay que dar un paso al frente para intentar que no aumenten los ataques.  ¿Y en el caso de España? Hay más represión de las autoridades hacia la inmigración que hacia la homosexualidad"Al retroceso ideológico a nivel político que han supuesto las políticas del PP. Legalmente ha habido avances (matrimonio homosexual, Ley de Transexualidad andaluza...), pero a nivel social aún hay colectivos que fomentan el racismo. Porque el problema no es solo de homofobia, también de xenofobia. ¿Y cuál es la solución? Hay que denunciarlo, tanto públicamente como en los juzgados, para concienciar a la población. Además, la gente debe organizarse en movimientos amplios que defiendan sus derechos. ¿Hay más ataques a inmigrantes o a homosexuales? Hay más represión de las autoridades hacia la inmigración, lo que genera más presión social y una mayor percepción de que los extranjeros vienen a quitarnos el trabajo. 
  Enlace a la fuente.

martes, 7 de octubre de 2014

EL ORGASMO VAGINAL NO EXISTE


Lo dice un grupo de expertos en un artículo recién publicado en Clinical Anatomy Review, dedicado íntegramente a revisar la terminología más utilizada por los sexólogos pare referirse a la sexualidad femenina.

Para los investigadores, términos tan extendidos como "punto G" u orgasmo vaginal o de clítoris, son del todo incorrectos y no hacen más que sembrar la confusión, tanto entre hombres como entre mujeres. Según el artículo científico, el término correcto sería, sencillamente, "orgasmo femenino", de la misma forma en que para los varones se utiliza "orgasmo masculino".

Vincenzo y Giulia Puppo, del Departamento de Biología de la Universidad italiana de Florencia, destacan el hecho que la mayor parte de las mujeres del mundo no llegan al orgasmo durante el coito. De hecho, las supuestas disfunciones sexuales femeninas se han popularizado en todo el mundo precisamente porque se basan en algo que no existe, como por ejemplo el orgasmo vaginal.

"Los expertos en medicina sexual y los sexólogos -reza el artículo de Clinical Anatomy Review- deben difundir certezas entre todas las mujeres, basadas en las bases biológicas del orgasmo femenino, y no hipótesis u opiniones personales".

"Por consiguiente - prosigue el texto- todos ellos deben usar la terminología anatómica científica. La anatomía del clítoris y el orgasmo femenino están descritos en los libros, pero algunos investigadores han propuesto una nueva terminología anatómica para referirse a la respuesta sexual de las mujeres".

No hay clítoris «interno»
Giulia y Vincenzo Puppo ofrecen numerosos ejemplos de terminología incorrecta: "El clítoris interno -afirman- no existe; todo el clítoris es un órgano externo. El clítoris no está formado por dos arcos, sino por glande, cuerpo y raíces. Los `bulbos del clítoris`es un término incorrecto tanto desde el punto de vista embriológico como anatómico: el término correcto es `bulbos vestibulares`".

Para los investigadores, términos como "orgasmo de clítoris, vaginal o del punto G" son absolutamente incorrectos y contribuyen a aumentar la confusión, igual que el supuesto "complejo clítoris-uretro-vaginal, que no se sostiene ni desde el punto de vista embriológico, ni anatómico, ni fisiológico: la vagina no tiene relación anatómica alguna con el clítoris, que es un órgano perineal, mientras que el supuesto `punto G` está en la uretra".

Tampoco el supuesto "orgasmo vaginal" al que se refieren algunas mujeres existe en realidad. De hecho, el orgasmo "siempre está causado por los órganos eréctiles que rodean la vagina, que son los que efectivamente desencadenan el orgasmo femenino. El pene masculino, además, no puede entrar en contacto con el clítoris durante un coito vaginal. Y tampoco términos como "eyaculación femenina", "eyaculación prematura", "desorden de excitación genital persistente" o "amplificación del punto G" tienen base científica alguna.

La clave para el orgasmo de las mujeres, afirman los investigadores, está en el "pene femenino" (el clítoris), los labios menores y el cuerpo esponjoso de la uretra. "En todas las mujeres, el orgasmo es siempre posible si los órganos eréctiles femeninos son debidamente estimulados durante la masturbación, el cunnilingus, la masturbación por parte de la pareja o durante los coitos vaginal o anal, si el clítoris es estimulado al mismo tiempo con un simple dedo".

"La eyaculación masculina -concluye Vincenzo Puppo- no significa automáticamente el final del sexo para las mujeres. Los tocamientos y los besos pueden continuar por tiempo indefinido, y los actos sexuales no coitales tras la eyaculación masculina pueden ser usados para producir el orgasmo en la mujer".