lunes, 17 de noviembre de 2014

¿QUÉ ES LA ANOREXIA Y LA BULIMIA SEXUAL?


Son términos sacados de la psiquiatría que algunos sexólogos los están usando para referirse al trastornos sexuales.
La anorexia sexual esta relacionada con la falta de deseo sexual, son personas que rechazan tener relaciones sexuales y tampoco tienen una sexualidad individual activa; y si tienen algún encuentro sexual son incapaces de disfrutar y la mayoría de las veces va acompañado de malestar emocional, ya sea culpa, enfado, etc.
Aunque existan factores físicos que influyan en el deseo sexual, como puede ser la falta de estrógenos en la mujer o la testosterona en los hombres. La mayoría de los casos tienen que ver con la historia sexual de la persona, es decir, este tipo de trastorno sexual son de carácter psicológico. La falta de deseo puede producirse de varias maneras; desde una mala educación sexual donde se desvaloraliza o mitifica la sexualidad, o una educación sumamente religiosa y represiva sexualmente, lo que ocasiona en la mayoría de los casos es miedo, culpa o vergüenza ante el desempeño sexual. También puede producuirse después de acontecimientos traumáticos o abusos sexuales.
Las personas con falta de deseo, pueden comportarse evitativas ante cualquier señal sexual que pueda producir algún encuentro sexual; estas pueden ir desde: descuidar su apariencia, dedicarse de manera obsesiva a los cuidados de los hijos, casa, trabajo, etc., evitar contacto  como besos, abrazos, caricias con la pareja,  se vuelven personas poco afectuosas por miedo a "provocar".
Lo que se trabaja en terapia sexual con estas personas,  es que hagan consciente su propia sexualidad, desmitificar la educación sexual recibida, para que pueda experimentarla y expresarla sin miedo, culpa o vergüenza y de esta manera  pueda valorarla y respetarla; a través de técnicas ayudamos a que la persona poco a poco identifique sus estímulos eróticos; es importante también trabajar la intimidad y la confianza en la pareja (si tiene).
Por otro lado, tenemos la bulimia sexual, este trastorno esta relacionado con con conductas compulsivas, son personas que llevan acabo compulsivamente sus encuentros sexuales y acompañados de mucha ansiedad, seulen ser encuentros esporádicos y no son personas que se caractericen por tener un compromisos sentimentales; suele pasar que este tipo de trastornos también están relacionados con el miedo a la intimidad.
Si se encuentran solos pueden tener una práctica masturbatoria compulsiva. Estas conductas no van encaminadas a la búsqueda de placer, sino que es una forma de aliviar la ansiedad que les genera, aunque después de estos se sienten culpables y con mayor angustia por perder el control.
El tratamiento en terapia sexual debe ir acompañado de un tratamiento psicológico, ya que al tener un carácter de conductas compulsivas, se trate más de un trastorno obsesivo compulsivo, y no solo puede tratarse con técnicas de terapia sexual. La terapia sexual por su parte trabajaría más en la historia sexual de la persona y en como mejorar en el estado emocional al practicarla.

martes, 4 de noviembre de 2014

FANTASÍAS SEXUALES: DE LA NORMALIDAD A LA DESVIACIÓN


Qué fantasías sexuales se consideran normales y cuáles desviaciones sexuales? Un equipo de investigadores del Instituto Universitario de sanidad mental de Montreal y el Instituto Philippe Pinel-de Montreal (Canadá) ha realizado un estudio que define científicamente, por primera vez en la historia, la desviación sexual.

A pesar de que muchas de las teorías relativas a la desviación sexual integran el concepto de parafilias como la ursusagalamatofilia o la somnofilia, la ciencia no describe específicamente la realidad de este tipo de fantasías. La mayor parte de los artículos científicos se refieren a ellas como “fantasías sexuales inusuales o anómalas”. Pero, ¿cuáles son exactamente?

“Nuestro principal objetivo era especificar las normas en las fantasías sexuales, un paso esencial en la definición de patologías y como sospechábamos, hay muchas fantasías más comunes que las fantasías atípicas”, afirma Christian Joyal, autor principal del estudio.

Para su investigación contaron con la participación de 1.517 adultos (799 hombres y 718 mujeres) con una media de edad de 30 años, que respondieron a un cuestionario sobre sus fantasías sexuales; también se les solicitó que describieran con todo lujo de detalles su fantasía favorita.

Los resultados revelaron que la naturaleza de las fantasías sexuales varía entre la población pero muy pocas pueden ser consideradas como raras o inusuales. Además, los hombres tienen más fantasías sexuales y las describen con mucho más detalle que las mujeres. Por otra parte, entre el 30 y el 60% de las mujeres, piensan en temas relacionados con el escenario de la fantasía en sí, como por ejemplo, estar atadas o ser forzadas a tener relaciones sexuales. Al contrario que los hombres, las mujeres diferencian claramente entre la fantasía y el deseo.

Respecto a la realización de las fantasías, a la mayoría de los hombres les gustaría que sus fantasías se hicieran realidad -tríos, orgías- (a la mayoría de las mujeres no) pero no fantasean con sus parejas como las mujeres, sino con relaciones extramatrimoniales. Además, los hombres tienden a imaginar a su pareja con otra persona o con alguien de su mismo sexo.

“En general, estos resultados nos permiten arrojar luz sobre ciertos fenómenos sociales, como la popularidad del libro Cincuenta Sombras de Grey entre las mujeres. El tema es fascinante. Actualmente estamos llevando a cabo análisis estadísticos con los mismos datos para demostrar la existencia de subgrupos homogéneos de individuos basados en combinaciones de fantasías. Por ejemplo, las personas que tienen fantasías de presentación también informan a menudo sobre fantasías de dominación. Estos dos temas son, por tanto, no exclusivos, sino todo lo contrario. Parecen asociarse con un mayor nivel de satisfacción”, expone Joyal.

El estudio, que ha sido publicado en la revista The Journal of Sexual Medicine, determina como fantasías raras las relaciones con un animal o con niño, por ejemplo; las fantasías inusuales las relaciona con la “lluvia dorada”, el travestismo o el abuso sexual de una persona bajo los efectos del alcohol o las drogas. Por último, las fantasías típicas o normales serían sobre sexo oral, tener relaciones con dos mujeres, en el caso de los hombres, o sexo en un lugar romántico, en el caso de las mujeres.

lunes, 3 de noviembre de 2014

Tertulia: ¿La pildorita? ¿si!.....o....¡sí! Anticoncepción consciente.

Esta semana tenemos tertulia, es el día 6 de noviembre a las 20hrs. El tema es sobre anticoncepción y la ponente es Marta Ibañez, Terapeuta Sexual.